¿Por qué esta guía?

El 2 de Agosto de 1993 tenía mi primer día de clase de eses semestre en la Universidad Javeriana, en Bogotá. Tenía clase a las 8AM y a las 7:30 estaba en la séptima con 110  esperando el bus. Pasaron decenas de ellos y ninguno me quiso llevar, iban todos llenos.

Soy una persona orgullosa y ese día, herido en mi ego, dije que no volvía a usar el transporte público.

Tras 18 años de movilizarme a diario por Bogotá en bicicleta, con 60.000km en mi odómetro, han pasado muchas cosas desde el ya lejano 1993.  Durante ese tiempo construyeron 300km de ciclorutas en Bogotá,  transmilenio, se crearon restricciones  a la circulación e vehículos, lo que hizo que entraran varios cientos de miles (sin no es que son millones) de nuevos vehículos a engrosar el tráfico.

El resultado: hoy el tráfico de Bogotá es aún más caótico de lo que era en 1997. El transporte público es igual o peor de inoperante que entonces, con el agravante que hoy es aparte de lento, muy inseguro.

Llevo todos estos años como un predicador de los testigos de Jehová “evangelizando” sobre la bicicleta como el medio ideal de transporte. He pasado por todo tipo de fases, me han calificado de loco, de suicida, de rebelde y hasta de “venido a menos”. En todos las etapas de mi vida he sido identificado como “el de la bicicleta”. Estoy seguro que muchas personas de las universidades por las que pasé no saben mi nombre pero saben que yo soy ese, “el de la bicicleta”.

Hoy, ya perdí la cuenta de personas que he bajado del carro o del bus para sumarse a la creciente ola de personas que usan la bicicleta como medio diario de transporte, pero según mis cuentas pueden ser varias decenas.  Sólo en este año se me han acercado muchas de ella con la siguiente oración: “Tengo ganas de usar la bicicleta a diario, ¿qué hago?”

Es justamente uno de ellos luego de ver lo específica que fue mi respuesta a su pregunta, quien me motivó a escribir esta guía. Quiero que desde mi experiencia usted vea por qué es mejor movilizarse en bicicleta por Bogotá, y que tenga todos los elementos para hacerlo sin fracasar en el intento.

Espero que esta guía práctica le resulte útil y logre que un bogotano más mejore su calidad de vida y su productividad.

This entry was posted in Equipo. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *